La ciencia sí puede ser agradable para los niños

      Comentarios desactivados en La ciencia sí puede ser agradable para los niños

Los más grandes como padres, hermanos o maestros nos encontramos en la ardua tarea de cambiar el paradigma en los más chicos respecto a las ciencias, pues también ellos tienen el derecho de elegir cuando sean grandes de estudiar un master en administración, para ser un chef, policía o un científico. Pero todo siempre dependerá de la manera en cómo se le muestre tal disciplina. 

¿Existe una forma de acercar la ciencia a los niños? 

Desde siempre el rechazo por las ciencias se ha hecho presente en las aulas de clase y desde muy temprana edad, y ello se debe en gran manera a la forma en cómo se han planteado en el universo pedagógico. En la actualidad uno de los caminos por recorrer, es acercar la ciencia de una manera simple a los niños como el resultado de una experiencia que combina el juego y el aprendizaje de una manera divertida. 

La idea siempre será tener bajo la manga varios trucos con los que ese miedo por la ciencia se desvanezca junto a los números, cifras monótonas y datos que no son aún para los niños, aperturando la creación, el descubrimiento, la diversión, el misterio y la experimentación. 

¿Por qué debemos acercar la ciencia a los niños? 

Una de las premisas principales de distanciar la gran cantidad de obstáculos que puedan manejarse en  su aprendizaje, y porque aprender ciencia implica un sinnúmero de beneficios en los más pequeños a corto, medio y largo plazo. 

Por supuesto que no pretendemos hacer de los niños unos científicos con el fin de que descubran una vacuna que nos inmunice de todas las enfermedades, sino que este aprenda a ver al mundo desde una perspectiva mucho más crítica, comprendan que la vida se trata de un experimento ya que su funcionamiento se basa en ensayos y errores, pero de igual manera en participación y observación. 

La ciencia va más allá, pues le facilita a los niños la mejor manera de alcanzar sus propias conclusiones, estimulando el razonamiento lógico y por ende, resulta el impulso ideal para a su creatividad.

¿Cómo se puede acercar la ciencia a nuestros niños? 

 

  • Visitando los museos: posiblemente la idea no te atrae es a ti, pero cuando se trata de los más pequeño, ellos encuentran todo lo nuevo como un gran experimento y los museos no se escapan de ello. En la actualidad los museos cuentan con talleres variados con los que los niños aprenden, descubren y experimentan. 
  • Experimentos: este es el mejor método, que experimenten con agua, alimentos, velas, tierra, de esta manera aprenden a cambiar su sorpresa inicial, por una explicación lógica.

 

  • Actividades científicas: éstas se pueden lograr desde la comodidad del hogar y en familia, echando mano de hojas, semillas, lupas, entre otros.

  • Didáctica divertida: aquí vamos a contar con películas dibujos, libros, en los que se encuentren diversas explicaciones de lo que es la ciencia y cómo se puede usar. También encontramos cuentos que estimulan su curiosidad y con ello la imaginación y gusto por la ciencia.