Joyería: pura ciencia

      Comentarios desactivados en Joyería: pura ciencia

Existen cosas que aunque tengan una explicación científica no podemos creerlas, y más si se trata de una joya y no estamos hablando exactamente de la joyas de la casa Tous, pues estas si que despiertan una locura, tanto entre los científicos, como entre los apasionados de las mismas. Y es que sin darnos cuenta, al momento de seleccionar alguna joya, lo hacemos evaluando su textura, la manera en la que se ha elaborado su diseño, pero además considerando su elegancia intrínseca.

A diario, solemos estar pendiente de nuestras joyas, observamos que los aretes se encuentren en un lugar indicado; llevamos nuestro pensamiento hacia la persona que amamos cuando nos topamos con ese anillo que nos otorgaron el dia de nuestra boda, o bien, con esa pulsera nos siempre nos recuerda algún viejo amigo, y el collar que heredamos de quien ya no se encuentra entre nosotros. En tal sentido, sabemos que las joyas se conforman como una parte fundamental de todas esas relaciones afectivas que los seres humano se dedican a establecer en el transcurso de su vida, bien sea para invocar protección, es decir, con joyas que contienen ídolos o amuletos; o para expresar la pertenencia a determinada clase social, pero también para simbolizar una unión.

Cuando se escoger alguna joya que sea el objeto de nuestro agrado, solemos dotarlo de un significado afectivo estableciendo un vínculo al momento de entregarlo en las manos de quien será su destinatario. Cotidianamente, esta es la dimensión que sopesamos de la joyería. Pero, más allá de ello, la industria de la joyería, aparte de contener una dimensión emotiva también presenta una dimensión científica, es decir, que la joyería debe ser abordada desde disciplinas como la economía, ecología, diseño industrial y química.

Pero existen otros enfoque que se le ha dado a la joyería y la ciencia, y es que no se trata de saber mucho de esta última para lucir una hermosa joya que contenga los diseños que pueden ser vistos en la web Science Jewelry donde se encuentra collares, anillos y pendientes que imitan las cadenas de ADN, las neuronas o la serotonina, por nombrar algunos ejemplos.

Estas joyas han sido inspiradas en esa interminable cantidad de formas y estructuras que pueden ser encontradas en el mundo de las ciencias. Dichas piezas se presentan como ese regalo ideal para quienes son apasionados por los estudios científicos, y también para todos aquellos que aprecian un diseño que cuente con armonía y que sean tremendamente originales. De modo que no se requiere de un doctorado o de conocer todos los elementos de la tabla periódica para lograr apreciar este tipo de diseños ofrecidos por Science Jewelry, pero si sera de bastante ayuda al momento de hacer una interpretación de la pieza que te acaban de regalar.

Esta inspiración, es producto de una empresa que se ha especializado en el diseño y producción de joyería con formas y estructuras que se presentan en la naturaleza a fin de crear piezas que son realmente originales, como una cadena de ADN. Y esque casi cualquier cosa puede convertirse en la inspiración para lograr un diseño, como por ejemplo un anillo con glóbulos rojos o quizás algún original colgante con una neurona.