Innumerables personas que cada día pasaban frente a la antigua Fàbrica Casaramona, ese edificio cuya arquitectura de corte modernista fue construido para el año 1912 por Josep Puig i Cadafalch, fue por largos años abandonado hasta el año 2002, cuando la Fundación La Caixa de la mano de Juan Antonio Alcaraz y Jordi Gual Solé Caixabank inauguró en ese mismo lugar su centro cultural, al que bautizó con el nombre de Caixaforum.

Su acceso principal queda ubicado en la avenida del Marqués de Comillas, y la misma se realiza por medio de un patio inglés que se encuentra al aire libre, el mismo desemboca en el vestíbulo que está situado en la planta subterránea. Así mismo, dos árboles inmensos en acero cortén sostienen una cubierta de vidrio transparente y son los elementos que señalan la entrada al complejo cultural, protegiendo con su estructura las escaleras mecánicas por dónde es posible descender hasta el patio hundido.

En el caso de la estructura de dichos árboles, estos cuentan con una altura de 7,5 metros y llevan la firma de Arata Isozaki (Oita, Japón, 1931), quien es el conocido arquitecto que proyectó el Palau de Sant Jordi. Isozaki en su momento, se dedicó a explicar la manera en la que estos elementos pretenden mantener un diálogo constante con los árboles que en realidad bordean esta avenida. Así mismo recalcó que ‘Era importante tener dos polos que señalarán claramente la entrada y por eso optó por estos árboles artificiales que como objetos destacan en el conjunto y sirven de referencia al visitante’.

Al momento de diseñar, Arata Isozaki sugiere que su principal inspiración, y mayor desafío, fue el pabellón alemán que fue diseñado para Mies van der Rohe para la Exposición Universal de 1929, que se encuentra situado frente a la Fàbrica Casaramona,siendo absoluto el contraste entre los dos edificios. Uno es una excelente muestra de arquitectura industrial modernista cuyas influencias son historicistas; mientras que el otro, se trata de uno de los hitos del Movimiento Moderno. El arquitecto destaca que contó con diversas oportunidades para comprobar la tensión que existía entre los dos edificios debido a los múltiples viajes que realizo durante la construcción del Palau Sant Jordi, pero no llegó a pensar nunca que tendría que construir algo entre los dos.

Arata Isozaki diseño un patio inglés al aire libre por el que se accede al vestíbulo, que se encuentra situado en la planta subterránea que fue excavada debajo del edificio original, el mismo reproduce en parte los volúmenes del pabellón alemán. Se trata de una inspiración metafórica, aunque existen diversos elementos que están directamente relacionados con el pabellón,sobre todo en la planta. Para ello el arquitecto confió en que estos elementos en conjunto podían mantener una imagen intensa que sobreviva en el tiempo.

Los muros del patio se encuentran recubiertos con piedra blanca de Capri, la misma procede de la cantera cordobesa de Cabra. Dicha piedra, es la misma que predomina en el amplio vestíbulo de entrada que está separado sólo por una pared de cristal del exterior, que tiene el añadido de que el pavimento incorpora puntos de luz de fibra óptica que durante las noche lo transforman en un suelo estrellado. También se puede observar una gran línea de luz de colores cambiantes que recorre toda la parte superior del muro desde entrada al vestíbulo, dicho espacio cuenta con un gran mural que realizado por el artista estadounidense Sol LeWitt.

CaixaForum inaugurada para el mundo

Caixaforum abrió sus puertas llegado los últimos días del mes de enero del año 2002. En el transcurso de su construcción, las obras vivieron un cierto retraso que se debió a que ante la construcción del patio soterrado se tuvo que resolver primeramente la canalización de una gran alcantarilla que lo atravesaba y también del cableado de fibra óptica de la montaña de Montjuïc. Durante la exposición inaugural será colocada una gran selección de obras pertenecientes a la colección de arte contemporáneo de la misma fundación.

Para entonces, el centro de exposiciones de paseo de Sant Joan, el Palau Macaya, debió cerrar sus actividades a finales de abril del mismo año, cuando se clausuró una antológica que estaba dedicada a Joan Ponç. Una vez llegado el mes de septiembre se transformó en la sede provisional del Museo de la Ciencia de la fundación. La misma, entre los meses de septiembre del 2002 y octubre del 2003 cerró y todo debido a sus obras de ampliación. Desde entonces, CaixaForum pasó a ser uno de los más grandes centros culturales, donde se da cabida a una gran variedad de expresiones artísticas de personajes nacionales e internacionales.